Ohno Satoshi

Posted in By Urumei (Mis dibujos) on 25 abril, 2011 by urumei7730

Dibuje a mi amado Riida en la pared de mi cuarto…

El original

Posted in By Urumei (Mis escritos), Ego on 16 noviembre, 2010 by urumei7730

 

 

Me miran como un demente solo porque mis ideas no calzan en lo que ellos consideran una persona “normal”, como si nos pudieran hacer a todos en molde.

Trato de aparentar cordialidad pero a la larga se vuelve insufrible ser quienes ellos quieren. De repente me levanto y dijo “este soy yo” pero nadie me hace caso. En el peor de los casos solo se referiran a mi como “la oveja negra” de la familia.

Posted in Ego on 9 noviembre, 2010 by urumei7730

 

 

ohno

La Perfecta Soledad. Estar contigo es como estar conmigo.

Sirena

Posted in By Urumei (Mis escritos) on 9 noviembre, 2010 by urumei7730

El destino nos niega una vez más la dicha de encontrarnos.

Vi el reconocimiento en sus ojos marrones. Intento decir algo pero un borbotón de sangre impidió que las palabras salieran.

Subí casi corriendo a mi habitación con su cuerpo sucio apretado contra mi pecho. Me quede casi afónico gritando órdenes y negándome a dar explicaciones a mis sirvientes que me pedían cordura.

Ahora ya no queda ninguno de ellos, solo mi fiel Sebastián. Es al único que parece no preocuparle entrar en mi habitación en donde he acostado entre sabanas de seda el cuerpo sucio, de sangre, vomito y demás, del pequeño.

El doctor vino finalmente a verlo y solo accedió antes mis amenazas mitad ruegos y suplicas a examinarlo para dar el juicio que ya sabía. Plaga. La misma enfermedad que había arrasado con colonias enteras.

Me quede con el niño. Le limpie el cuerpo llagado. Sebastián preparaba un alimento suave que era lo único que podía comer. Las medicinas que el doctor había recetado costaban una pequeña fortuna en ese lugar sitiado por la plaga. Las medicinas solo servían para bajar su fiebre, pero no calmaban verdaderamente su dolor. Sabía que no duraría mucho y no me separaba, excepto lo necesario, de él. Mi salud empezaba a minar por las noches de desveló, la preocupación y el dolor en el pecho que sentía al mirarlo sufrir.

Esa mañana la luz del sol me despertó. Sebastián había abierto de par en par las ventanas. Me hice visera con la mano para poder reclamarle pero la figura pequeña recortada por el sol era imposible que fuera la de él.

Mis ojos se acostumbraron a la luz y pude vislumbrarlo. Su cabello rubio ahora dorado con el sol. Su piel antes pálida y macilenta llena de un rosado saludable. Sus ojos casi rojos al igual que sus labios. Su piel al descubierto. Su cuerpo infantil miniatura del de un joven de delicadas proporciones.

Entonces pensé que aquello no podía ser real. Quise mirar hacia la cama pero en un segundo sus manos atraparon mi rostro entre sus dedos regordetes.

– No mirar atrás – dijo con voz suave – la sentencia que le diste a Lot.

Sus labios se unieron a los míos con casta devoción. Aquello no estaba mal. Besar a ese niño no estaba mal. Aquello que se sentía como estar en el cielo no podía ser malo.

Pero ya no era el niño el que se encontraba frente a mí. Una joven de celestial belleza ocupaba su lugar.

– Sirena – musite apenas antes de que su boca poseyera la mía nuevamente.

Entonces todo volvió a mí.

Ella se separo bruscamente y de nuevo me halle en la oscuridad. Sentía algo corriendo por mi rostro y me tomo algo de tiempo darme cuenta que eran lagrimas, mis lagrimas.

En la cama el cuerpo asqueroso del niño que había estado adorando por días. El recipiente del alma que añoraba. Muerto, vacio, inservible.

Mientras su cuerpo se pudre en esa habitación siento la enfermedad en mi propia carne, mi aliento fétido. Sebastián yace muerto ya… realmente ya no hay un solo ser vivo en todo el pueblo a excepción de las ratas que corren por mis pies alimentándose de la carroña… aparte de ellas  soy yo el único que queda.

El único fantasma que deambula por las calles solitarias.

 

N1N0 15 84CK

Posted in Ego on 3 noviembre, 2010 by urumei7730

N0 35 9U3 M3 C41645 813N, 5015 M3 C435 M3N05 M41 9U3 105 D3M45

Su Sonrisa

Posted in By Urumei (Mis escritos) on 23 octubre, 2010 by urumei7730
Su sonrisa es su escudo. Ante toda palabra su sonrisa es su defensa y ataque. Parece invulnerable.
Nadie sabe que a solas esa sonrisa desaparece y no queda mas que ella. Solo cada noche, en la intimidad de su guarida, puede ser ella, débil e indefensa, por que no tiene nada que probarse ni a nadie a quien complacer.
Su rabia se desborda y llora hasta que sus ojos son como la sangre. Pero al día siguiente ahí esta de nuevo la sonrisa brillante contra la que se defiende del mundo y con la que engaña a todos.

Creación

Posted in By Urumei (Mis escritos) on 23 octubre, 2010 by urumei7730

***

Un nuevo comienzo – penso ella – un nuevo mundo que descubrir.
Desplegó las alas y surco los cielos de ese mundo que apenas comenzaba a conocer. Navego por los mares azules y rojos y de todos los todos del arcoiris. el mundo era hermoso.
Solo faltaba algo.
Era diosa en aquel mundo que ella misma habia imaginado.
Pero su paisaje estaba incompleto. El murmullo de los arboles era todo. Entonces imagino pequeños insectos que al instante se empezaron a mover por la tierra haciendo surcos para sus madrigueras. hirieron la corteza de los arboles y de ellos se alimentaron.
Trato de desaparecerlos con un pensamiento pero no pudo, ya que los insectos se imaginaban a si mismos y se negaban a dejar de existir como habian surgido como una caprichosa idea.
Vio mas alla y vio la debastacion del paraiso que habia creado. Entonces deseo que se acabaran los insectos y asi imagino animales que se alimentaban de ellos.
Asi esta bien penso.
el equilibrio lo es todo.
Pero esas criaturas no la escuchaban. quiza nunca la habian escuchado del todo, ¿Acaso no se habian negado a desaparecer cuando ella se los ordeno?
Imagino nuevamente. Creando una mente verdadera dentro del cuerpo animal. Una criatura con dones celestiales pero de origen terrenal.
Los humanos satisficieron su imaginación. A diferencia de los insectos y los animales ellos creaban y sabian de ella y empezaron a hacer cosas para ganar su aprobación.
Pero al final dejaron de escucharla. En sus mentes solo quedo lugar para ellos.
Vio nuevamente hacia el futuro y vio la devastación del mundo que habia imaginado.
lo mejor seria que este mundo acabara, para poder hacer uno nuevo, pero incluso ese mundo se negaba a morir, queria llegar al miserable final.
Imagino las lluvias torrenciales, los terremotos, y los maremotos se crearon a si mismos, como dioses elementales… pero el mundo se negaba aun asi….
invento el universo con miles de mundos aridos, pero tenia que acabarse ese mundo para poder viajar al siguiente.
Entonces inventos los agujeros negros ya que al menos, en teoria, suponian una mejor solucion que un diluvio.